Saberte así ahora en mi recuerdo 
entona de por sí
ese lánguido clamar monótono
del paso de los días.

Los recuerdos siempre son verdes
y el día de hoy siempre gris.

No importa el tiempo transcurrido,
ni los sueños destruidos…
el pasado es siempre verde,
confirmando que tus ojos avellana
son la música en el recuerdo.

Sé que llegará un momento
verde para estos días,
cuando mi sombra de memoria
recuerde lo que en estas horas,
ahora presentes, perdí.