Jueves Santo

el

Mi Dios,
es un Dios de Jueves Santo,
de familia, de torrijas, de esperanza.
Es un Dios que hoy
me trae el recuerdo vívido
de mi madre
acicalándose feliz para ir a la iglesia
el único día
en que se sentía representada.
Mi Dios,
es un Dios de amor
entre iguales y distintos,
un Dios que escucha al triste
y al incauto,
al ajeno y al pobre,
al optimista
y al desesperado.
Mi Dios,
es un Dios que lucha en rebeldía,
que busca la justicia social para los pobres.
Un Dios contestatario
que no acepta el consumismo y la falacia,
la mentira orquestada
de las procesiones.
Mi Dios,
es un Dios silencioso e intimista,
con el que hablo a solas
cuando mis palabras
romperían la calma
de aquellos que aún me aman.
Mi Dios
es un Dios que me obliga
a ser más justa,
a no desfallecer nunca
aunque la vida
me incite
a una oscura danza macabra.
Mi Dios,
es este Dios de Jueves Santo,
que dibuja el amor y la lucha
en nuestros silenciados
corazones,
ansiosos sin más de esperanza
y calma.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s