Aporofobia

Más allá de la esperanzarenace un mundosometido a eternas tensiones.Un mundo visceral en egoísmosque vuelve a estigmatizar,como siempre, al pobre.No ha servido de nada la ruptura,sentirnos débiles, mortales, indefensos..Volveremos a retomar arcaicos caminosy, henchidos de supremacía,comenzaremos a rodarignorando grises errores.Retornamos a ser lo que tememos,sin un pasado aprendidodonde cimentar las decisiones.

Aroma

En la primaveral lluvia de ayer,olí a mi madrey un regusto de infanciaatronó entre mis manos.El aroma del ozonoabsorbió el tiempoy un equilibrio estáticode energíainundó mi cuerpoen un perfume de paz. Abril me asfixia siemprey ya no tengoel arrullo de sus brazospara quebrar el misterio. Abril me desmigaja siemprepero ayer mis sueñosatravesaron la mortajade la…

Noviembre

Sé que noviembre es esto:lluvia, frío,noche, viento.Sé que siempreestalla entre nosotrosen negro,trasladándonos al duelo,a la apatía, al desconsuelo.Sé que las tardes nocturnasson el reflejo del miedo,de la inactividad vacía,de la ausencia de proyectos.Sabiendo yaque este mes hiere,miro a la niebla y piensoen que hallo en la poesíalo que hoyme niegan los cielos.Cobijémonos en palabras,vistámonos ya…

Certezas

Debe existir un cielo para las personas buenas, debe existir un cielo blanco, almohadillado  y confortable. Un cielo armónico, con olor a trementina  y a poesía, sin luchas fratricidas, sin dolor y ansiedad, sin enfermedad y muerte. Debe existir un cielo para las personas buenas y no, no es un anhelo, ni una parda sugerencia; …

Me queda la esperanza

Me queda la esperanza de seguir viviendo a medias. A medias del desastre y de una mente despierta. Anclada en un futuro sin calles, ni espejismos, en este presente enrarecido que aun recuerda como, por ejemplo ayer, vestiste de ternura mi sueño de poesía. Me queda la esperanza de que mis sueños de ser no…

Abril 2020

Abril se esfuma con un silencio gris tan marrón como la calima de agosto. Una calima densa, espesa, atronadora que se rompe en la hostilidad azul de una sirena temblando en la noche. Mi Madrid es sombra de calma y muerte. Mientras, guerras cainitas rompen el tejido necesario de una sociedad en crisis de identidad; el…

A un amigo

No emborrona tus ojos la blanquecina luz de un Madrid navideño, ni las estridentes luces de los villancicos. No ennegrece el sol de tu dolorida mirada el rumor de los festejos, la algarabía y la fiesta. No enturbia tu ironía el transcurrir de las horas, los silencios, los recuerdos, la abominable nostalgia. Nada, absolutamente nada,…

Tiempo de Navidad

Permitidme que me emborrache de Navidades pasadas para pintar de alegría las que aún hoy se aproximan. Dejadme que me revista de aquellos tiempos cuando los muertos no eran míos y el dolor era de otros. Quiero leer el aire frío condimentado en pestiños y evocar “campanilleros” a través del Google Home que redescubre recuerdos…

Un atardecer

Se desvaneció el consenso cuando comprendimos que las balas no eran de fogueo. De nada servían ya las proclamas de lo políticamente correcto. No existían guías espirituales, no existían modelos de felicidad, ni cánones de belleza. Sólo un silbido sutil que atenazaba los tímpanos, una parábola precisa, una consigna de miedo, un sálvese aquel que…

Niebla

El tiempo no redime las ausencias, aunque el hoy se vista de absolutos. Nada se puede revivir en el ahora. En marrón turbio se desdibujan los ojos de quien fue, pudo ser y ha sido. No puedo ya reabsorber el aroma de mi jardín privado, hoy la grama engrosa las paredes más potente y gris…