…Y si fuera posible,
sí fuera posible que triunfara
el amor y el trabajo
y hubiera una proyección de futuro
en un contexto incierto
que se desmadeja, se deshilacha
hasta confundir el caos con la calma
precipitándonos al averno
de nuestras más oscuras inseguridades.

…Y si fuera posible
y un universos de pormenores
se entretejiera ante nosotros
delimitando la lógica del abismo,
construyendo hipótesis
medianamente razonables.

Sí es posible amor
este universo de desdichas
tendrá al fin un fundamento
y las ansiedades todas
sucumbirán presurosas
para olvidar ese eterno errar
que me ha desdibujado siempre.

Si es posible amor,
podré por fin pelear codo con codo,
soportando embestidas de futuro
con el arrojo de quien precisa de un sueño
para pintar de color cada amanecida.

Sí existe una posibilidad, amor,
no queda más que decirte
que frente al miedo y la duda,
el hastío, el abandono;
puedes contar conmigo
porque a dónde no lleguen mis “puedo”
llegarán mis “imposibles”.