No busco medias verdades,
tampoco medias mentiras,
sólo quiero la claridad de tu alma
emborrascada, difícil, conflictiva.

Te busco a ti
 y no te encuentro,
 la máscara azul domina tu mirada
 y mis oídos se colapsan
 de hueca palabrería.

¿Dónde quedan los susurros
de aquella luna amarilla
obviada por los que quieren
triunfar y pasar deprisa?

Extraño la sinrazón básica,
el impulso apasionado
y aquel sueño febril
de ser distintos
a aquellos que hoy son
los mismos
y ya no están a mi lado.

¿Dónde dejaste al poeta
que pintaba sueños rojos
a golpe de impulsos locos?

No te pierdas
que el mundo necesita
a quien ponga en duda,
cada día, lo lógico.