Sueño con rebasar límites,
romper cadenas,
superar murallas,
trascender fronteras.

Imagino un mundo
donde mi yo,
limitado y quejumbroso,
sume,
más allá de perfectos
imposibles.

Recreo ingenua
un universo sin banderas,
sin sueños arrebatados,
sin estereotipos,
sin miseria.

Quiero un entorno
donde ser cojo y manco,
negro y blanco,
mujer y poeta.

Deseo ser libre
para ser quien soy,
aunque a veces,
no me entienda.

En este XXI alineado
y ególatra
aspiro a pasar inadvertida,
sumarme a un todo global
donde mis genes
aporten esperanza
y no tristeza.

Desconecto del ruido
de la radio,
dejadme soñar:
El mundo de hoy
no me representa.